23 diciembre 2013

Galletas navideñas de mantequilla con sabor a mazapan


El año pasado me hice un propósito, tendría que cumplir un reto personal, aprobar mi asignatura pendiente con los panes y las masas.
Si miedo me daba amasar pan, esto de amasar galletas y estirar masas me causaba verdadero pánico.
Por eso, quiero que esta última receta navideña sea, precisamente, una recetilla de galletas. Como un pequeño homenaje a vosotros que me apoyáis y animáis a seguir aprendiendo, a conseguir mis pequeños logros.
Aún me queda mucho por aprender, perfeccionar técnicas será mi nuevo reto para este año, hay muchas masas que aún se me resisten, pero poco a poco sé que seguiré logrando todos mis propósitos.
Pero el mérito no es sólo mío, he de agradecer a los grandes maestros panaderos que encontré por la red. Porque, sin saberlo, ellos me llevaron hasta este maravillosos mundo del amasado y me engancharon a esto de "panear".
También  he de agradecer a mi amiga Nieves por darme la oportunidad de perder el miedo a esto otro de "galletear"
La receta que hoy compartimos me la dio Nieves en el curso que impartía. Yo hice algunas correcciones y le agregué un pequeño toque de esencia de almendra que le aporta un ligero sabor a mazapán.
Son unas galletas deliciosas, sencillas, simples, económicas y nada laboriosas que podéis comer tal cuál o decorarlas a gusto de cada uno
Ya os comenté que estos días viene mi hija desde Canadá, el año pasado no estuvo presente estos días y la añoré mucho, así que este año quiero disfrutar de su presencia y no se si me veréis por aquí mientras dure su estancia... me perdonáis verdad???
Por si acaso, quiero aprovechar para desearos a todos unas felices y entrañables fiestas, llenas de paz, amor, ilusión y esperanzas compartidas.
Sé que para muchos son fiestas de consumismo, lo son en cierto modo, pero también son fiestas emotivas, de sensaciones a flor de piel, de añoranzas, de extrañar a quienes no están presentes, de recuerdos pasados de tiempos mejores.
No dejéis que la pena y el desaliento se acomode en vuestras casas, dejad entrar al duende la Navidad. Ese duende que cada año llega para sacarnos al niño que llevamos dentro, ese que viene a recordarnos cuán afortunados somos por tener gente maravillosa a nuestro alrededor, ese que hace que, por unos días al menos, nos sintamos algo mejores.
Ojalá el nuevo año venga lleno de esperanza y buenos propósitos, ojalá acabe la dichosa crisis y el trabajo llegue a tantos hogares españoles tan maltratados, ojalá venga pleno de salud para todos... ojalá así sea!!!
Mientras tanto, intentemos disfrutar en la medida que podamos con nuestros seres queridos, los que todavía tenemos la suerte de tener a nuestro lado.
Y para vosotros que estáis fuera de vuestros hogares, para vosotros mis queridos jóvenes y estudiantes que tuvisteis que emigrar fuera de vuestro entorno, para vosotros, queridos todos, mis mejores deseos de felicidad allí donde esteis.
¡¡OS DESEO UNAS FELICES FIESTAS Y QUE EL DUENDE DE LA NAVIDAD OS ENVUELVA CON SU MAGIA!!


Ingredientes para las galletas:
  • 125 gramos de azúcar 
  • 500 gramos de harina de repostería
  • 250 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 huevo mediano
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de crema de vainilla (o extracto)
  • Unas gotas de esencia de almendras (la mía está un poco amarga)
  • Una pizca de levadura

Para decorar:
  • Algo de fondat blanco y verde
  • Unas bolitas de colores
  • Un poco de miel
  • Un poco de agua


Elaboración a modo tradicional:

La elaboración es muy fácil, se hace todo manualmente con ayuda de unas varillas metálicas y es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

Lo primero será tamizar la harina con la pizca levadura, el tamizado consigue que la harina se airee y luego salga una masa más suave y homogénea. Reservamos.

Molemos el azúcar con ayuda de un robot de cocina o de un simple molinillo hasta convertirla en glas.

En un bol ponemos la mantequilla junto con el azúcar glas y mezclamos bien.

Cuando esté bien integrado añadimos el huevo ligeramente batido la pizca de sal, la cucharada de pasta de vainilla y las gotas de esencia de almendras.

Mezclamos con ayuda de una cuchara, hasta que la masa quede homogénea.

Ahora iremos agregando la harina que teníamos tamizada y reservada, lo haremos poco a poco hasta conseguir una masa ya más compacta, pero suave, para ello involucraremos las manos en la masa.


Dividimos la masa en tres partes, preparamos seis hojas de papel vegetal y ponemos un trozo de masa un papel. Tapamos el trozo de masa con otro papel y aplastamos ligeramente con las manos.

Con un rodillo estiramos la masa, doblamos el papel y la dejamos reposar, guardada en el frigorífico, durante unas 3 o 4 horas. Hacemos lo mismo con las otras porciones.

Para este paso podemos ayudarnos de dos tablitas de medio centímetro puestas a ambos lados de la masa, así nos saldrán uniformes. (Por cierto, gracias a Nieves por regalarme las tablitas).

Sacamos la masa ya reposada y con ayuda de un cortador vamos cortando las porciones de masa que luego se convertirán en deliciosas galletas.

Con la masa restante formamos bolas, estiramos y volvemos a cortar.

Ponemos sobre un papel vegetal y llevamos al horno previamente calentado a 180º, con calor arriba y abajo, durante unos 10 / 12 minutos, dependiendo siempre de las prestaciones del horno y del tamaño de las galletas.

Una pista para saber cuando están horneadas es retirarlas cuando veamos que el filo se pone dorado.

Dejamos que enfríen antes de retirar de la bandeja, todavía estarán tiernas, pero se endurecerán algo al enfriar.


Estas galletas podemos comerlas así, tal cuál, pero si lo preferimos podemos decorar con glasa o fondant.

Yo lo hice con fondat y ya sabéis que es muy fácil, se trata de estirar la pieza de fondat que yo compré en la tienda de Nieves.

Cogemos pequeñas porciones de fondant y amasamos bien en las manos para darle "calor" y que nos ayude a la hora de estirarlo.

Estiramos el fondant con ayuda de un rodillo pequeño y con el mismo cortador de las galletas cortamos las porciones.

Pincelamos las galletas con un poco de miel y agua (que habremos calentado a fuego suave para diluir) y ponemos encima la pieza de fondant.

Aplastamos un poco con ayuda de las manos y procedemos a su decoración, esta vez sólo puse pequeñas bolitas plateadas... otro año me animaré a preparar algo más complicado!!!


Elaboración en Thermomix:

Lo más importante es que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

Tamizamos la harina con la pizca de levadura y reservamos.

Pulverizamos el azúcar, 30 segundos / velocidad progresiva 5-10.

Ponemos en vaso todos los ingredientes y mezclamos 20 segundos / velocidad 6.


Dividimos la masa en tres partes, preparamos seis hojas de papel vegetal y ponemos un trozo de masa un papel. Tapamos el trozo de masa con otro papel y aplastamos ligeramente con las manos.

Con un rodillo estiramos la masa, doblamos el papel y la dejamos reposar, guardada en el frigorífico, durante unas 3 o 4 horas. Hacemos lo mismo con las otras porciones.

Para este paso podemos ayudarnos de dos tablitas de medio centímetro puestas a ambos lados de la masa, así nos saldrán uniformes. (Por cierto, gracias a Nieves por regalarme las tablitas).


Sacamos la masa ya reposada y con ayuda de un cortador vamos cortando las porciones de masa que luego se convertirán en deliciosas galletas.

Con la masa restante formamos bolas, estiramos y volvemos a cortar.

Ponemos sobre un papel vegetal y llevamos al horno previamente calentado a 180º, con calor arriba y abajo, durante unos 10 / 12 minutos, dependiendo siempre de las prestaciones del horno y del tamaño de las galletas.

Una pista para saber cuando están horneadas es retirarlas cuando veamos que el filo se pone dorado.

Dejamos que enfríen antes de retirar de la bandeja, todavía estarán tiernas, pero se endurecerán algo al enfriar.


Estas galletas podemos comerlas así, tal cuál, pero si lo preferimos podemos decorar con glasa o fondant.

Yo lo hice con fondat y ya sabéis que es muy fácil, se trata de estirar la pieza de fondat que yo compré en la tienda de Nieves.

Cogemos pequeñas porciones de fondant y amasamos bien en las manos para darle "calor" y que nos ayude a la hora de estirarlo.

Estiramos el fondant con ayuda de un rodillo pequeño y con el mismo cortador de las galletas cortamos las porciones.

Pincelamos las galletas con un poco de miel y agua (que habremos calentado a fuego suave para diluir) y ponemos encima la pieza de fondant.

Aplastamos un poco con ayuda de las manos y procedemos a su decoración, esta vez usé solo pequeñas bolitas de colores.


11 comentarios :

  1. Unas galletas preciosas y riquísimas!!! Felices Fiestas y Feliz Navidad. Besoss,

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas, y qué ricas!=)
    ¡¡Felices fiestas!!^^

    ResponderEliminar
  3. Choni, que lindas y ricas tus galletas me encanta la decoración que les has puesto y la presentación preciosa.
    Yo también he hecho galletas de mantequilla decoradas con glasa.
    Espero que estos días te resulten muy bonitos y entrañables.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Hola Choni, antes de nada me alegro muchísimo de que tu hija esté contigo éste año pero no se si perdonarte por no verte por aquí ¡¡ es bromaaaaaaa!! solo faltaría que dejaras de lado a tu hija y estuvieras de blog en blog, de eso nada, lo primero es estar con ella, ya con eso imagino que serán unas fiestas estupendas para ti y me alegro un montón, a mi no me gustan mucho pero, habrá que pasarlas lo mejor que se pueda, mi duende de la navidad debe estar de vacaciones jejejeje
    Oyeeee, dices que se te dan mal las masas, chiquillaaaaa, menudas galletas más preciosas te han quedado, son de matrícula de honor, me encantan, son muy elegantes, muy finas
    Bueno guapa, mis mejores deseos para ti y tu familia, disfruta de tu hija, se muy feliz éstos días y todos, que el año nuevo venga cargado de cosas buenas para todos
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado preciosas Choni, me alegro por ti que este año pases las Navidades con tu hija. Ojála pudiera decir lo mismo, pero no es el caso. Disfrútala cúanto puedas, un besote y mis mejores deseos para el año que está a puntito de comenzar.

    ResponderEliminar
  6. Ficaram uma bolachas tão lindas,perfeitas para a mesa de Natal.
    Um Feliz Natal
    bjs

    ResponderEliminar
  7. lo primero de todo desearte unas felices fiestas y q las puedas disfrutar rodeado de los tuyos. y lo segundo q me encanta tu receta, vaya pinta mas rica q tiene!!!

    ResponderEliminar
  8. Sencillas y preciosas. Me encantan.
    También te deseo unas Felices Fiestas con tus seres queridos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Que bonitas te han quedado y como "visten" la mesa!!bsts

    ResponderEliminar
  10. me encantan. Son unas galletas preciosas, decoradas y sin decorar.

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena, te han quedado muy bonitas.....y mejor sabrán!!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!