18 diciembre 2013

Roscos fritos de la "agüela Paca"


Esta es una de las recetas  publicadas años atrás y que se perdieron las fotos, sin saber el motivo.
En toda esta zona, como en otras muchas me imagino, tenían por costumbre reunirse, toda la familia, en una casa los días preliminares a la Navidad. Allí, entre risas de niños y villancicos, elaboraban los dulces que luego repartían entre todos.
Costumbres y tradiciones de antaño que, por desgracia, se están perdiendo y no deberíamos permitirlo.
En nuestra family nos hemos propuesto poner algo de nuestra parte para recuperar estas bonitas tradiciones navideñas y, desde hace unos años, nos reunimos en casa de mi madre. Ahora los elaboramos nosotras, las más jóvenes, contando con la ayuda de mi cuñada Rous, la hija de la "agüela" Paca.
La "agüela" Paca es la madre de mi cuñada, por lo tanto es la abuela de mis sobrinos. Aunque, en su día,  no fui yo quien elaboró los roscos, sí que me fui a casa de la "agüela" Paca y seguí, con la cámara, todos los pasos que  se dieron para su elaboración.
Desde aquí, quiero dar las gracias a la "agüela" Paca y su familia por cederme su receta. De ese modo yo pude compartirla con todos vosotros.
Este año he aprovechado para elaborarlos nuevamente, actualizar la receta y hacer fotos que tuviesen algo más de calidad.
Soy muy exigente conmigo misma y sé que aún puedo perfeccionar las fotos mucho más, así que ese será mi reto para el próximo año. Intentaré sacar el máximo rendimiento posible a mi querida y vieja
cámara. 
Las fotos del paso a paso logre rescatarlas de la red, y podemos verlas, aunque perdieron mucha calidad.


Ingredientes:
  • 1 litro de aceite de oliva
  • 1/2 litro de vino blanco común
  • 1 sobre de levadura química (usamos Royal)
  • 120 gramos de azúcar
  • 2 kilos de harina todo uso (comprada en panadería, la común )
  • 1 puñadito de matalahúva (por aquí llamamos así al anís verde)
  • Ralladura de un limón (sólo la parte amarilla )
  • Aceite de girasol para freír los roscos
  • Azúcar para espolvorear los roscos


Elaboración:
Las fotos del paso a paso son las originales que publiqué en su día.

Calentamos el aceite de oliva y echamos unos trozos de corteza de limón. Cuando la corteza suba arriba, el aceite estará en su punto y le añadimos la matalahúva. Retiramos del fuego y sacamos las cortezas de limón.

Dejamos enfriar, mejor hacer este paso la noche anterior y elaborar los roscos al otro día, así el aceite cojera mejor el sabor. 

Cernimos la harina junto con la levadura y reservamos.

Cogemos un bol bastante grande, antiguamente para este proceso se utilizaba el "lebrillo de amasar", echamos el aceite ya frío junto con la matalahuva, el vino, el azúcar y la ralladura de limón. 

Batimos con ayuda de unas varillas metálicas o una simple cuchara de palo.

Agregamos, poco a poco, la harina que admita y amasamos con ayuda de las manos, durante unos minutos, hasta obtener la masa deseada.
Las manos deben quedar limpias sin adherencias, eso será la señal de que la masa está en su punto.


Cogemos pequeñas porciones de masa y estiramos con ayuda de las manos, debe quedar una especie de lombriz gruesa. Formamos pequeños círculos con ellas.

Es importante que tengamos ayuda a la hora de elaborar los roscos, porque la masa no puede quedar en reposo ya que perdería parte del aceite. 

Así que mientras unos van haciendo roscos, otros se encargan de freírlos y pasarlos por el azúcar. Por eso antiguamente se juntaban varias personas a la hora de elaborarlos. 

Ponemos en una sartén, grande, una buena cantidad de aceite de girasol y vamos friendo los roscos.

El aceite debe guardar siempre la misma temperatura, caliente, si se baja corremos el riesgo de no salir bien la receta y que rompan los roscos.


Cuando veamos que están fritos, se sacan del aceite y se ponen en un escurridor para que suelten el exceso de aceite.

La "agüela" Paca es la señora que veis en la foto y era la encargada de realizar estos pasos, las más jóvenes se dedican a preparar los roscos.

Una vez escurridos se pasan por el azúcar. Este paso hay que hacerlo antes que los roscos se enfríen, de lo contrario no agarrarían el azúcar.


Otra costumbre muy popular en la Navidad de mi pueblo, que conservo en guardada en mi mente y en mis recuerdos, era la de poner en la mesa una bandeja con roscos, mantecados, alfajores... dulces tradicionales y típicos de estas fechas. 

También se ponía una botella de anís y otra de coñac y se le ofrecía a cada visitante, con cariño, como signo de hospitalidad... costumbres y tradiciones que nunca deberían perderse!!!


Aprovecho para recordaros que con la misma masa podéis elaborar unas ricas empanadillas rellenas de cabello de ángel. Receta que ya publicamos con anterioridad y que podéis ver si clickais aquí



13 comentarios :

  1. Ainss cielo si yo te contase todo lo que me pasa con el blog!!. Aún acabo de publicar ahora un tronco navideño que en su día ya había publicado peroooooooooooo...sin más me desapareció el blog. Lo que pasó no lo sé, pero si sé que al igual que tú, la rabia y la impotencia fueron muchas.
    Pero bueno, hay que mirar las cosas por el lado bueno ¿verdad? ahora publicas las rosquillas de tu abuela con todo lujo de detalles y por cierto, como me ha recordado a la mía ver a la tuya en su cocina con su enorme sartén y su cocina de hornillos. El baby puesto y hala.....a freir sartenadas de rosquillas.
    Una preciosa entrada, si señora. Y las rosquillas quien las pillara jajajajaja.

    Besines Y Feliz Navidad :)

    ResponderEliminar
  2. Wo que pintaza, a mi me encantan y siempre que los como es porque los hace la vecina de mi novio jajaj, no tenía ni idea de prepararlos y la verdad, no lo haré porque si ya no como otra cosa!

    Un besito! :)
    www.mvesblog.com

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito, me alegra que recuperases las fotos, y sobre todo, te agradezco que compartas esta receta tan familiar, me encantan estas recetas! =)
    La probaré seguro^^
    Un besote enorme!

    ResponderEliminar
  4. Cuantos recuerdos me traen estos roscos y la copita de anis, mi madre nos despertaba en navidad con una bandejita preparada así. La reposería tradicional es una maravilla.

    ResponderEliminar
  5. Qué de recuerdos tan bonitos !!!! Mientras leía he vuelto a mi niñez. Me ha encantado leerte. Y esas rosquillas tienen que estar deliciosas !!!

    ResponderEliminar
  6. Que buenos, que sabor!.
    Es verdad. Todas esas costumbres...que pena!. Hoy la cosa pinta chunga y sería bueno sentir aquel cariño, aquella hospitalidad vecinal.
    Hoy vamos cada uno a lo nuestro, perdiendo tantas cosas buenas!
    Me alegro que tu encuentres pedacitos de antaño.
    Feliz navidad

    ResponderEliminar
  7. Gosto muito deste genero de receita que fazem parte da tradição.
    Ficaram umas roscas deliciosas.
    Apetece mesmo provar
    bj

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la tradición de juntarse para hacer "lo que sea", es muy divertido, te ries mucho y encima se conservan recetas tan excelentes como tus fotos. espero que se la enseñes a tu hija que supongo que estará llegando. Tus fotos son estupendas, yo sigo con mi iphone, jajja, bsss

    ResponderEliminar
  9. Creo, bueno, no solo creo, corroboro que hay algo entre nosotras que nos enlaza y nos une, jejejej puede ser aficiones, costumbres, manías, hobbies, etc.... ahora estos roscos, ummmmmmmmmmmm y si ves la entrada que estoy preparando, jajajajajjajaja, ya la verás, y me dices........ en los próximos días. Ponte buena pronto. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  10. estas tradiciones no hay que perderlas, se pasa una tarde entretenida y creas muchos lazos. Mi abuela también hacía rosquillas con mi madre y mi tía, hacían cientos...

    ResponderEliminar
  11. Que ricos!! En mi caso eran los roscos de la abuela lola, que maravilla de recetas heredadas!!!

    ResponderEliminar
  12. Aunque ya lo sabes compi, te dejo el enlace aquí. No paras y yo menos. bssss
    Listado de participantes en el 3er Reto BBSS otoño-invierno 2013

    http://recetasbbss.blogspot.com.es/2013/12/listado-de-participantes-en-el-3er-reto.html

    ResponderEliminar
  13. lourdes gómez nieves2/5/14

    Me alegro mucho al leer está receta,te lo agradezco mucho parecía q estaba junto a mi madre haciendo los borrachos ella hacia lo mismo con la familia y despues repartiendo platos muchas gracias por traerme tan buenos recuerdos y prometo q haré los roscos un beso

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios, me motivan y animan a superarme cada vez más, contribuyendo así al beneficio de todos.
Puede que no responda a todos vuestros comentarios, pero es sólo por falta de tiempo.
Acepto con gusto tus críticas... siempre y cuando sean constructivas!!!